Software libre

Voy a explicar aquí algunos conceptos de software libre.

¿Qué es el software libre?

El concepto de software libre fue creado por Richard Stallman a inicios de los años 80 y, a la fecha, es su principal impulsor.

Un programa de software se considera libre si cumple 4 condiciones fundamentales (las llamadas cuatro libertades esenciales):

La libertad de ejecutar el programa como se desee, con cualquier propósito (libertad 0).

La libertad de estudiar cómo funciona el programa, y cambiarlo para que haga lo que usted quiera (libertad 1). El acceso al código fuente es una condición necesaria para ello.

La libertad de redistribuir copias para ayudar a otros (libertad 2).

La libertad de distribuir copias de sus versiones modificadas a terceros (libertad 3). Esto le permite ofrecer a toda la comunidad la oportunidad de beneficiarse de las modificaciones. El acceso al código fuente [el conjunto de instrucciones que un programador escribe para crear un programa de software] es una condición necesaria para ello.

Definición de las 4 libertades esenciales del software libre, tal como aparecen en el sitio web del proyecto GNU

Si alguna de estas 4 libertades no se cumple, el software se considera no libre (o privativo).

Estas 4 libertades dotan al software libre de un componente ético, de transparencia y de respeto al usuario que utiliza este programa o que, de alguna manera, se beneficia de él. Por ejemplo, el hecho de que pueda «mirar» cómo está hecho un programa de software libre (accediendo a su código fuente) es una garantía de que este software no ejecute ninguna tarea a espaldas del usuario (como por ejemplo espiar sus acciones o transmitir su información personal a un tercero). Del mismo modo, los defensores del software libre consideran que el software privativo no es ético, ya que consideran que limita al usuario en el uso de dicho software y en algunos casos hasta lo perjudica.

Software libre y código abierto

Un programa de software se considera de código abierto cuando se está permitido acceder a su código fuente.

Por definición, el software libre es siempre de código abierto, pero un software de código abierto no siempre es software libre. Por ejemplo, la licencia de un cierto software de código abierto puede darme acceso al código fuente pero no necesariamente podré hacer lo que quiera con él (por ejemplo modificarlo y crear mi propia versión de dicho software). Con el software libre esto no podría ocurrir porque iria en contra de la libertad 1 (libertad de cambiar o modificar el software).

Libertad y gratuidad

A menudo se suele confundir software libre con software gratuito. Parte de la confusión se debe a que en el idioma inglés se usa una misma palabra para designar ambos conceptos (en inglés free significa tanto «libre» como «gratuito»). Esto ha llevado a muchos a pensar que el software libre siempre es gratuito, cuando no necesariamente tiene que ser así, de modo que ejemplos como estos pueden ser válidos:

  • Un desarrollador podría crear un software que respete las cuatro libertades esenciales y venderlo para ver su trabajo recompensado.
  • Un usuario podría tomar un programa de software libre, grabar copias del mismo en varios DVD y venderlos. Este segundo ejemplo es válido siempre y cuando el software vendido siga respetando las cuatro libertades esenciales, o sea que por ejemplo el DVD grabado debe incluir tanto el software funcional como su código fuente y se le debe permitir al comprador hacer lo que desee con él, incluso hacer más copias del DVD y reglarlas o venderlas por su cuenta.

Por ello, y para evitar conclusiones, se usa a veces por la frase free as in freedom [«libre como en libertad»] para enfatizar el concepto de libertad [freedom] del software en lugar de la gratuidad [gratuity] del mismo. Otros han propuesto el uso de la palabra libre (así en español) en lugar de free para eliminar también dicha ambigüedad.

A %d blogueros les gusta esto: